Link Berthaut and Amneris Hornedo-Vargas

photo

“Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de la colina que no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben al Padre celestial.”
Mateo 5:14-16 NTV

Muchos nos han escrito preguntando cómo estamos y dejándonos saber que están orando por nosotros. Muchas gracias!!! Estamos como todos, adaptándonos a esta nueva realidad, pero desde la paz y tranquilidad que sólo Dios dá. Gracias a Dios tenemos salud y las nenas también. Link sigue trabajando a distancia y Vianne ha podido seguir con sus tareas de la escuela. Hemos decidido utilizar este tiempo para reflexionar en algunas cosas y seguir siendo más intencionales en otras.

En este tiempo he pensado en cuál debe ser el papel de la Iglesia en estos momentos. Y cuando digo Iglesia me refiero al cuerpo de Cristo esparcido en todo el mundo (no al edificio). Justo ahora, que la Iglesia no se puede reunir como acostumbra, creo que es un magnífico momento para desde la cuarentena ser un agente de cambio.

¿Qué tal si nos proponemos ser luz en nuestros hogares? ¿Y si reflexionamos sobre lo que Dios quiere enseñarnos a través de esto? ¿Qué tal si pasamos más tiempo con Él en silencio y oración? ¿Y si aprovechamos este momento histórico y recuperamos el sentido de unidad familiar? ¿Qué pasaría si intencionalmente pasamos menos tiempo frente a los equipos electrónicos y nos sentamos a tener conversaciones profundas con nuestros esposos(as), con nuestros hijos(as) y con nuestros padres? ¿Y si usamos este tiempo de cuarentena para cambiar el curso desenfrenado de nuestras vidas y regresamos a un estilo de vida más saludable, más lento, más pausado que nos permita apreciar y disfrutar más la creación? ¿Qué pasaría si usamos este tiempo para perdonar y restaurar relaciones rotas? ¿Cómo sería conocer, por fin, a nuestros vecinos y experimentar por primera vez la vida en comunidad con los que viven a nuestro lado? ¿Y si decidimos entre todos cambiar el rumbo del mundo y volvemos a lo básico? ¿Y si de una vez ayudamos a los ancianos, a las madres y padres solteros, al que no tiene hogar, al que tiene hambre y sed? ¿Y si comenzamos a utilizar mejor los recursos naturales? ¿Te has puesto a pensar en el gran respiro que le estamos dando al planeta? ¿Acaso no ganaríamos mucho más de lo que “perdimos” al ser obligados a hacer esta pausa radical en nuestras vidas?

Creo que ésta crisis mundial va a marcar un antes y un después en los sistemas económicos, políticos, salubristas, escolares, etc…¿Y si nos proponemos y le damos un giro a nuestra sociedad desde el amor de Cristo? ¿No sería eso maravilloso?

No puedo dejar de pensar en lo bueno que es Dios. Qué maravilloso es tener Su Palabra en nuestra vida y poder recurrir a ella en todo tiempo. En la Biblia de tapa a tapa Dios nos llama a ser fuertes y valientes, a no temer, a dejarle nuestras preocupaciones y cargas en sus manos, a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Nos llama a ser sal y luz de la tierra, a confiar en su provisión y amor. ¿No es precisamente eso lo más que necesitamos en este momento? Él está en control de todo. Nada le toma por sorpresa. Él ha hecho provisión para todo mucho antes de que lo necesitáramos. Él prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Entonces, hagamos nuestra parte. Confiemos de todo corazón. Amemos profundamente. Sirvamos y seamos humildes de corazón. Obedezcamos a nuestras autoridades. Seamos como JESÚS.

Oremos

-Por aquellos que tienen familiares afectados por el coronavirus. Por aquellos que han tenido pérdidas familiares también.
-Por todo el personal médico a nivel mundial que asume el riesgo todos los días y dan la batalla por todos los pacientes.
-Por todos los empleados que con su trabajo mantienen la cadena de distribución y abastecimiento y los supermercados funcionando.
-Por los policías, bomberos y personal de emergencia.
-Por los dirigentes del mundo para que Dios les dé sabiduría para todas las decisiones que se necesitan tomar.
-Por la salud física y también mental de todos. Conoce tus límites y no permitas que tanta información te sature ni te lleve al pánico. Desconéctate de vez en cuando. Respira. No necesitas estar al tanto de cada noticia, de cada cifra. Tu salud mental es igual de importante que tu salud física.

Te dejo con un fragmento del Sermón del Monte (bueno para repasarlo completo en estos días) de Mateo 6:25-34 NTV.

“Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos? ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida? ¿Y por qué preocuparse por la ropa? Miren cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni cosen su ropa; sin embargo, ni Salomón con toda su Gloria se vistió tan hermoso como ellos. Si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores silvestres que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fé? Así que no se preocupen por todo eso diciendo: ¿Qué comeremos?, ¿ qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos? Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen primeramente el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.”

LES AMAMOS!

LINK, AMNERIS, VIANNE Y ALARA

Spain

flag

Updated: March 21, 2020

Status
Field Assignment
Country of Service
Spain

send email

visit website

Give

The ministry of Link and Amneris depends on the financial support of people like you. Take a moment to consider how you can help today.

Find out about these individual funds.

Share

Get Involved...

Pray.

We cannot “Live the Call Together” unless prayer is central to all we do.
Pray with us »

Serve.

Is God calling you to service? We’re here to help you connect your passion with God’s purpose.
Serve with The Alliance »

Give.

Help build Christ’s Church by supporting the ministry and workers of The Alliance.
Give today »